Estilo educativo

Nuestro estilo se basa en una educación personalizada, atenta a las necesidades individuales del alumno, para que alcance una excelencia académica coherente con la identidad cristiana.

En este sentido, creemos firmemente en la labor de los padres como primeros educadores y del colegio como una institución que, al servicio de ellos, comparta sus mismos principios.

Educación integral

La educación integral busca el desarrollo armónico de la personalidad. Por lo tanto, abarca y comprende las capacidades espirituales, intelectuales, artísticas, deportivas, sociales y cívicas del ser humano, todas integradas en una sólida unidad de vida, al servicio de Dios y de las demás personas.

Humana

Como queremos formar personas libres y comprometidas, complementamos nuestro modelo educativo con la enseñanza y el desarrollo de virtudes humanas para formar personas libres y responsables.

Académica

El modelo educativo del Cordillera busca que los alumnos alcancen la excelencia académica con programas de humanidades y ciencias, además de contar con la posibilidad de un tutor que los oriente y vele por su buen desempeño académico. Todo esto se ha traducido en un alto rendimiento en la PSU a lo largo de la última década. De acuerdo a los resultados de la prueba de 2018, los cordilleranos promediaron 681,3 puntos, ubicando al colegio entre los 10 mejores establecimientos educacionales del país.

Deportiva

El Colegio desarrolla, de acuerdo a las aptitudes de cada alumno, el gusto por la actividad física para un equilibrio sano de cuerpo y espíritu. Para este fin, el Departamento de Educación Física ofrece distintas disciplinas que los alumnos pueden escoger libremente, como fútbol, voleibol y atletismo. Además, realiza un programa de acondicionamiento físico para los padres que lo deseen.

Artística

Además de cursos de apreciación artística y de talleres de pintura, se ha potenciado la educación musical desde primero básico mediante clases de coro y el aprendizaje de distintos instrumentos, como guitarra, flauta, batería, chelo, viola, entre otros.

Además, existe un taller de teatro y otro de literatura.

Parte de nuestro currículo académico busca, además, que los jóvenes realicen, según la asignatura, cortometrajes, exposiciones y trabajos manuales en donde los contenidos se apliquen y asimilen desde una perspectiva creativa y personal.