El sábado 3 de agosto, los terceros básicos hicieron su Primera Comunión en la Parroquia San Francisco de Sales. A la misa, oficiada por el padre José Antonio Cordero, asistieron los familiares de los estudiantes y, junto con ellos, compartieron la alegría de recibir por primera vez a Jesús Sacramentado.

En la homilía, el padre José Antonio destacó que Cristo siempre nos está esperando en el Sagrario y animó a los jóvenes a que acudieran con más frecuencia a la Eucaristía. Asimismo, destacó la importancia de este hecho y la alegría que significa poder comulgar, lo cual quedó en evidencia a la salida, cuando las familias y los niños se saludaban alegres por este paso importante que dieron en la fe.

¡Muchas felicidades!