V/. “Yo soy la resurrección y la vida, dice el Señor, quien cree en mi, aunque haya muerto vivirá, y todo el que cree en mí no morirá eternamente
Acoge, Señor en tu Reino a tu (hijo) (hija) N., para que alcance la salvación eterna que espera de tu infinita misericordia.
R/. Recibid su alma y presentadla ante el Altísimo.
V/. Cristo que te llamó, te reciba, y sus Angeles te conduzcan al abrazo de Dios:
R/. Recibid su alma y presentadla ante el Altísimo.
V/. Concédele, Señor, el descanso eterno y brille para (él) (ella) la luz eterna:
R/. Recibid su alma y presentadla ante el Altísimo.
V/. Señor, ten piedad, Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad
Todos: Padre nuestro… (Agua bendita)
V/. Libra, Señor, su alma:
R/. de las penas del Purgatorio
V/. Descanse en paz.
R/. Amén.
V/. Señor, escucha nuestra oración.
R/. Y llegue a Ti nuestro clamor.
V/. El Señor esté con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.
V/. Oremos: Te pedimos, Señor, que tu (hijo) (hija) N., (muerto) (muerta) para este mundo, viva para tí; y que tu amor misericordioso borre los pecados que cometió por la fragilidad humana, para que, por la Resurrección gloriosa, sea (contado) (contada) entre tus santos y elegidos en la plenitud de la vida que no tiene fin. Por Cristo Nuestro Señor.
R/. Amén.