Como culmen de las celebraciones por los 40 años del Cordillera, y a modo de despedida, el director Gonzalo Celis le entregó personalmente un banderín del Colegio a cada alumno.