Uno de los fines educativos del colegio es formar alumnos espiritualmente piadosos y profundos. En ese contexto, recibieron de regalo un ejemplar del Nuevo Testamento, pues tal como les dijo el Padre Pablo Joannon, “es muy importante para un cristiano conocer la Palabra de Dios”.