El viernes pasado, un grupo de alumnos de 3° Básico y sus papás visitaron la obra donde se emplazará el templo de la parroquia San Alberto Hurtado. Los cordilleranos pudieron conocer el proceso de construcción y la historia del proyecto, además de rezar juntos por la comunidad parroquial.